En el país de los Toraja (Parte II)

Si quieres disfrutar y entender al detalle esta entrada os recomendamos que leáis la primera parte de esta crónica por el mundo de los toraja de Sulawesi. Aquí tenéis el enlace: En el pais de los toraja (parte I)

Cómo ya comentábamos en el capítulo anterior, los funerales y la vida en comunidad vertebran la cultura toraja. No es de extrañar por tanto, que el paisaje etnográfico y su arquitectura también se hayan impregnado de esta identidad.

Los habitantes de las aldeas tradicionales se agrupan en familias y clanes. Los clanes más poderosos suelen ser los que gobiernan y controlan el poder en cada aldea. Y el dominio de cada clan debe ser vigorosamente exhibido para que no quepan dudas acerca de su arraigo y fortaleza. En la sociedad tradicional toraja, solo la clase más alta tenía derecho a construir las viviendas tan características de esta región, los tongkonan. Hoy en día se puede ser importante sin pertenecer a la nobleza, pero los tongkonan, debido a su precio y laboriosidad, siguen siendo un lujo solo al alcance de los más pudientes.

 

 

La edificación de estas casas tradicionales, que parecen desafiar a la gravedad, es llevada a cabo en comunidad. Todo el clan participa de alguna manera, ya sea con mano de obra, obteniendo materiales de construcción o diseñando la estructura y la decoración.

Los tongkonan pertenecen a un modelo de construcción muy típico de zonas tropicales de todo el mundo, en el que el suelo de la vivienda se eleva sobre pilotes de madera. Esto les permite aislarse del suelo, lo que mejora la ventilación y disminuye la temperatura con respecto al exterior. Además les ayuda a estar protegidos en caso de inundaciones repentinas (algo relativamente frecuente en estas latitudes) y también les alivia de la presencia de insectos y otros bichejos molestos.

La planta de las viviendas es rectangular. Cada lado del rectángulo representa las partes más importante en la vida de un toraja: nacimiento, existencia, culto a los antepasados y muerte. También es una manera de indicar los cuatro puntos cardinales y la dirección desde la que soplan los distintos vientos.

 

 

 

Las casas suelen tener dos plantas y una especie de buhardilla. La buhardilla o tercera planta se reserva para las reliquias y objetos simbólicos de cada familia, siendo la planta de abajo destinada para almacenaje de alimentos, y la segunda como espacio para la vida cotidiana. La vivienda se corona con un techo a dos aguas asimétrico cubierto de tejas de bambú, con una expansión lateral hacia arriba que parece perderse en el cielo, asemejándose a la quilla de un barco puesta del revés. Algunos locales aclaran que este techo no es sino una reminiscencia de los primeros pobladores de estas tierras, que provenían del mar. Otros comentan que la forma recuerda a los cuernos del búfalo, animal de crucial importancia para ellos.

 

 

Desde un punto de vista evolutivo es interesante reflexionar acerca de los paralelismos entre los caracteres sexuales secundarios sobredimensionados de muchos seres vivos (la cola del pavo real o la cornamenta del ciervo) y los techos toraja. En los animales, estos caracteres han sido seleccionados exclusivamente para mostrar la calidad y el estatus del animal que lo porta, y no suelen ofrecer ningún beneficio adicional que incremente su supervivencia, más bien al contrario. Sin embargo, les premia con la posibilidad de poder tener más descendencia que su vecino: una cola o unos cuernos más grandes significan más y mejores hijos.

No es difícil ver las analogías aquí, puesto que la quilla de los tongkonan no posee una funcionalidad estructural clara, pero sí que desempeña una labor nítida como señal de estatus y calidad familiar. De hecho, la construcción de estas expansiones suele ser la parte más difícil de toda la vivienda, y mientras más esbelta y alargada sea, más complicada y cara es su fabricación. Así, aquellos clanes más ricos y poderosos podrán disponer de los oficiales más cualificados y de los mejores materiales para llevarlo a cabo. Un remate perfecto, una cola de pavo real que muestra al resto de clanes su poderío y su músculo social.

 

Los ataúdes donde se transportan a los difuntos desde el funeral a los sitios de enterramiento también poseen techos de madera y bambú con las características proyecciones de los tongkonan. El tamaño de estos ataúdes también indica el estatus de los finados.

 

Las paredes de madera exteriores de los tongkonan están decoradas con minuciosos grabados cubiertos de arcilla de colores. Hay cuatro colores básicos: rojo, negro, amarillo y blanco, que acompañan a una serie de patrones geométricos y figuras de animales o plantas característicos. Cada patrón o figura tiene un significado concreto y en conjunto representan una de las manifestaciones culturales más importantes de los toraja. Es un libro abierto al aire libre donde uno puede conocer la historia e identidad de cada familia.

 

Grabados en madera de las paredes exteriores de un tongkonan. Las figuras representan la cabeza de un búfalo.

 

En este caso la figura representa un gallo, otro animal fundamental en la cultura toraja.

 

A la entrada de cada tongkonan se alza un gigantesco poste donde se colocan los cuernos de los búfalos sacrificados durante los funerales toraja. Como comentábamos en el capítulo anterior, a mayor número de cuernos, mayor importancia y estatus de esa familia.

 

 

Donde ver tongkonan y villas tradicionales

Los tongkonan dominan el paisaje toraja. Así que es casi imposible no verlos. Simplemente paseando por los alrededores de Rantepao o alquilando una motocicleta, uno puede perderse por la maraña de caminos tanto al norte como al sur de la ciudad y visitar decenas de asentamientos con sus ejemplos de tongkonans tradicionales.

Por supuesto existen algunas aldeas más turísticas donde se cobra entrada por la visita (no suele pasar de 50000 IDR). Varias de ellas poseen además sitios de enterramiento en acantilados o rocas, con lo cual se puede aprovechar para visitar ambas manifestaciones del patrimonio cultural de los toraja.

 

Aldea de Buntu Pune. Los tongkonan más antiguos se reconocen fácilmente por la vegetación y musgo que crece espontaneamente en el techo de bambú. Muchos de los techos de los tongkonan de familias de menor rango se construyen hoy en día con chapa metálica o uralita.

 

Ke´ Te´ Kesu´, una de las villas más famosas y visitadas de toda la región Toraja.

 

Una alternativa para los que gusten de caminar a su aire y que puede ser muy interesante comienza al sur de Rantepao, justo en el cruce entre la carretera que va a Makale y la de Ke´Te´ Kesu. A menos de un kilómetro dirección Ke´Te´ Kesu se encuentra la aldea y sitio de enterramiento de Butu Pune, una de las más antiguas de toda la región. Se puede visitar esta villa y después dirigirse hacia Ke´Té Kesu, que aunque turística merece una visita. Desde Ke´Te´ Kesu se puede ir andando hasta Londa atravesando caminos y pintorescas aldeas. Londa, al igual que Ke´Te´ Kesu, es muy famosa por sus tumbas colgantes en acantilados e interior de cuevas. Desde Londa es fácil volver a Rantepao siguiendo la carretera que viene de Makale como referencia. En total y dependiendo de la ruta son unos 15 kilómetros que no te llevarán más de 4 o 5 horas. Supone un acercamiento totalmente distinto a monumentos conocidos, pero también a lugares donde el turismo más masivo no sabe o no quiere llegar. Con total seguridad tendrás la oportunidad de interaccionar con locales y sentir su cercanía y hospitalidad sin parangón. ¡A nosotros incluso nos invitaron a una boda que iba a celebrarse dos días después!

 

Recorrido aproximado de la ruta a pie Rantepao – Buntu Pune – Ke´ Te´ Kesu – Londa – Rantepao

En el próximo capítulo trataremos los sitios de enterramiento toraja y os mostraremos un recorrido fantástico de un día en motocicleta por el Norte de Rantepao.

¡Saludos Flamencos!

Texto: Miguel A. Calero

Fotografías: Miguel A. Calero y Lucía Manresa

 

 

Anuncios

Una respuesta a “En el país de los Toraja (Parte II)

  1. Pingback: En el país de los Toraja (Parte III) |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s