Caminando por Vietnam (IV). La Bahía del Dragon que Desciende

2016 se corresponde con el 4174 según la cronología china. El año del mono de fuego, que arrancó el pasado 8 de febrero. El primer día del año en el calendario tradicional chino viene marcado por la luna nueva más próxima al día equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera en el hemisferio norte: unos 45 días de distancia entre uno y otro. De ahí que, igual que ocurre con la semana santa cristiana, el año nuevo chino no tenga una fecha concreta. En 2017 por ejemplo, el 28 de enero dará paso al 4175.

Durante el año nuevo se suceden multitud de eventos y celebraciones, la mayoría centradas alrededor de la comida y las reuniones familiares. En esto se parece mucho a la celebración de la Navidad en España y Latinoamérica. Una de las conmemoraciones más importantes durante esos días es el cumpleaños de Yu Huang, el Augusto Emperador de Jade, uno de los Tres Puros, Señor del Cielo y de la Tierra y Abuelo Celestial (¡Toma ya título nobiliario, ríete tú de los Borbones Dos Sicilias!), que es una de las divinidades más importantes del Taoísmo y el sincretismo religioso chino.

Cuenta una de las muchas historias de la inabarcable mitología china que Yu Huang creó a los seres humanos a partir de barro (¿os suena la historia?). Conforme iba moldeándolos en su torno celestial, intentando reflejar su propia perfección en la obra, iba colocándolos en una pradera cercana, a la intemperie, para que se secaran y endurecieran. Una lluvia torrencial de verano se presentó de improviso, arruinando parte de su trabajo, deformando alguna de las figuras y amalgamando en extrañas formas otras. Así explican los chinos la aparición de las deformidades y las enfermedades en el hombre. La civilización humana perfectamente antropocéntrica en su concepción, de nuevo luchando contra un medio ambiente y una naturaleza primitiva, caótica y caprichosa que les es hostil. La eterna y artificiosa dicotomía entre el hombre-naturaleza, que quizá nos aleja cada vez más de ella.

El Emperador de Jade gobierna el cielo a la manera de los humanos en la tierra; Igual que los nobles terrenales chinos lo hicieran en su día sobre sus súbditos. No es difícil aventurar de donde surgió esta leyenda. Una máquina estatal gigantesca como era el imperio chino, respaldada por los mismísimos dioses a su imagen y semejanza no podía ser perjudicial. Y mucho menos se debía contradecir. Contravenir un mandato divino es pecado, castigo, y repudio del resto de la sociedad. Mucha gente se pregunta porque en China sigue mandando el Partido Comunista con mano de hierro, a pesar de la globalización, a pesar del capitalismo y el neoliberalismo consumista que ya está implantado en su sociedad. Quizá si vieran al Partido Comunista actual como una mera extensión del pasado, una nueva dinastía aristocrática, más que cómo algo novedoso en la historia de este país, entenderían que la sociedad china lleva asimilando y soportando este sistema socio-económico (una élite de tintes semi-divinos que gobierna sin consultar), desde hace milenios. Cambiaron las etiquetas, pero no los etiquetados.

Nuestro querido Emperador de Jade fue además de un autoritario gobernante, un avezado guerrero. Expulsó a los bárbaros de sus territorios y amplió las fronteras del Imperio Chino, mejorando las relaciones con los  países limítrofes. La leyenda cuenta que un recién formado reino, el núcleo de lo que más tarde sería el actual Vietnam, requirió su ayuda para luchar contra los invasores cercanos, y Yu Huang envió a la Madre Dragón y a sus hijos, que descendieron del cielo para ayudar a sus aliados a defender el país. Los dragones sobrevolaron lo que hoy en día es la bahía de Ha Long y achicharraron a los barcos enemigos con el fuego que salía de su boca. Además, crearon una barrera natural de esmeraldas y perlas que impediría que la bahía fuera asediada de nuevo. De la combinación de las cenizas de los barcos enemigos y las piedras preciosas surgieron las miles de islas que hoy en día podemos contemplar en Ha Long Bay: vertiginosas rocas de gris mineral, festoneadas por una vegetación de una gama de verdes inabarcables. No en vano, Ha Long literalmente significa “Dragón que Desciende”, y todavía hoy los pescadores y habitantes de estas islas obsequian con ofrendas a la Madre Dragón y sus hijos, que los protegen contra enemigos, catástrofes naturales, y les aseguran buenas cosechas y abundantes capturas.

IMG_3342

La Bahía del Dragón que Desciende. Semejante nombre no ha sido concedido en vano, puesto que Ha Long ofrece uno de los espectáculos naturales más exquisitos que uno pueda encontrar en el planeta. Hasta 1600 islas e islotes, repartidas de forma caótica, formando intrincados pasillos, laberintos, cuevas, playas solitarias y ensenadas escondidas.  Perfectas para una emboscada, un remanso espiritual o una velada romántica. Poca gente que haya visitado este lugar queda indiferente ante lo que presencia. Y por desgracia, su conmovedora magnificencia es a su vez su maldición. El peaje que Ha Long nos obliga a tributar. Es tanta su popularidad, y relativamente fácil su accesibilidad, que se ha convertido en un enjambre de transeúntes, charlatanes y buscavidas varios. Un destino turístico de masas, que si no se realiza y planifica cuidadosamente, puede llegar a dejarnos un sabor de boca amargo.

IMG_3312

Con la popularidad de Ha Long Bay han aterrizado también la picaresca y la estafa. Muchos locales ven en este turismo a un nuevo dragón descendiente lleno de perlas, esmeraldas y dólares, dispuesto a ser expoliado. Para muchos, lo que se antojaba como un viaje único y una experiencia inolvidable, acaba tornándose en una lamentable e irritante pesadilla, inolvidable quizás también, pero por otros motivos mucho menos agradables. Una pequeña búsqueda por Internet no deja lugar a dudas: viajeros que acaban en una excursión que no se parece en absoluto a lo que habían contratado, suciedad y servicios lamentables, insultos, abusos y amenazas, robos.

En general, la sensación de mucha gente cuando vuelven de Ha Long es que, a pesar de la belleza y el marco incomparable, el trato recibido, el mal rato y la posibilidad de ser engañados no compensan el viaje. A nosotros nos da mucha pena esto (y lo hemos leído y escuchado demasiadas veces ya), puesto que nuestra experiencia y la de otros muchos viajeros fue increíble, y de todo corazón, realmente creemos que es un lugar que hay que visitar en esta vida sí o sí. Es una Venecia, un Angkor, un Nueva York. Algo único e irrepetible, original en su concepción y en su entorno. Por eso más allá de hablar de la zona y sus maravillas (el lector encontrará cientos de posteos en la red dedicados a estos menesteres) nos gustaría centrar esta entrada en realizar una pequeña guía y análisis de cómo planificar y hacer de tu visita a Ha Long Bay algo indeleble en vuestra memoria y que realmente merezcan la pena el tiempo y dinero invertidos.

IMG_3345

Lo primero que hay que saber es que a la bahía de Ha Long se accede por dos puntos distintos. Uno es por Ha Long Ciudad, al norte, que es de donde parten la mayoría de cruceros y excursiones organizadas desde Hanói. El otro es a través de la isla de Cat Ba, a la que se accede en ferry o lancha rápida desde Hai Phong, al oeste de la bahía, o desde un ferry desde la misma Ha Long. Ambas ciudades, Ha Long  y Hai Phong son fácilmente accesibles desde Hanói por carretera o tren. Como muchos ya estarán imaginando la mayoría de malas experiencias se producen en los cruceros que parten de Ha Long. Desde Cat Ba hay menos compañías operando y la mayoría de ellas solo tienen embarcaciones pequeñas, a lo sumo para 10-12  pasajeros, mientras que los cruceros de Ha Long pueden acomodar hasta 80 pasajeros.

¿Qué tenemos que hacer entonces para asegurarnos que nuestro viaje por Ha Long Bay no se transforme en una experiencia desagradable? Os proponemos algunas ideas y consejos, por supuesto, de cosecha propia y para nada infalibles, pero creemos que pueden ser de gran ayuda.

IMG_3385

  • Di no a ofertas y precios increíbles. Por mucho que te atraigan las ofertas de agencias de viajes en Hanói, desconfía de aquellas que te prometan excursiones a precios ridículos. Normalmente son subcontratas y jamás van a hacerse responsables de lo que luego te ofrezcan realmente las compañías que operan los cruceros por la bahía. Olvídate de reclamar o denunciar si te engañan o te roban. Acudir a la policía en estos lares servirá de poco y además de tu dinero, también vas a perder el tiempo y la paciencia. Lo mejor es ir sobre seguro  y contratar excursiones algo más caras para ahorrarte disgustos. O al menos ser consciente de que si pagas poco estás dispuesto a sufrir un servicio de ínfima calidad y con altas probabilidades de ser engañado.

 

IMG_3380

  • Elige cuidadosamente la agencia de viajes o mucho mejor, ve por libre. La mayor parte de la gente contrata la excursión desde Hanói partiendo desde Ha Long Bay, con lo que no saben muy bien qué tipo de embarcación y servicio reciben hasta que no llegan al muelle. Ahí suelen aparecer las estafas y las decepciones. Una vez has pagado, a esta mafia le importa bien poco si estás satisfecho o no. Eres un turista más dispuesto a ser exprimido, y hay miles como tú, cada día, cada año. Nosotros recomendamos sin lugar a dudas contratar la excursión directamente en Cat Ba o a través de Internet en agencias locales, y llegar allí por tu cuenta, sin intermediarios. Para llegar a Cat Ba puedes optar por dos itinerarios: o bien ir hasta Hai Phong por carretera o tren, y desde ahí coger un ferry a Cat Ba, o bien hacer el recorrido hasta Ha Long desde Hanoi, y desde ahí coger el ferry que te lleva a la Isla de Cat Ba. La segunda opción tiene la ventaja de que el recorrido atraviesa la bahía, con lo que a un precio mucho más reducido y sin el agobio de poder ser engañado, puedes echar un primer vistazo a las maravillas que ofrece Ha Long y sopesar si te merece la pena extender tu recorrido unos días más o no. Una vez en Cat Ba tienes varias opciones, desde recorridos de un día a cruceros de 2-3 días recorriendo la bahía y pernoctando a bordo. Nosotros reservamos un crucero con la agencia local Eco Friendly, y sólo podemos decir cosas positivas. Después de nosotros varios amigos han contratado la excursión con ellos y también han quedado muy satisfechos. Pagas por lo que recibes, ni más ni menos. Un poco más caro pero tienes un junco tradicional para ti sólo (en nuestro caso fue uno de 6 plazas, tienen 5 juncos de entre 2 y 6 plazas) e incluye un guía y la comida servida a bordo (abundante y de las mejores que probamos en Vietnam). 100% recomendado. Amables y cumplidores en todo lo que prometieron. Esta agencia presta sus barcos durante la temporada baja al organismo de Parques Nacionales para tareas de limpieza, y a cambio, les permiten navegar por zonas que normalmente están prohibidas para otras compañías. Esto significa que la mayor parte del viaje atraviesas rincones en completa soledad, de una belleza que dejan boquiabierto. Merece la pena ¿no?

 

IMG_3305

  • Si puedes permitírtelo elige Cat Ba sobre Ha Long. Aunque los precios de las excursiones son un poco más altos, tiene la ventaja de que puedes visitar la isla, que posee un parque nacional bastante interesante y que da para un par de días de andurreo si dispones de tiempo y te apetece. Además Cat Ba es una zona mucho menos turística, donde la mayoría de la gente vive de la pesca y el comercio. Verás pueblos flotantes, granjas-piscifactoría y puertos pesqueros con artes tradicionales. Gente normal haciendo una vida normal. Un Vietnam más auténtico y real que el que te ofrecen desde Ha Long.

 

IMG_3314

  • Evita los cruceros masificados en barcos gigantes. Aparte de que la experiencia no va a ser la misma (cien personas haciendo la misma foto que tú, bañándose en la misma laguna que tú, haciendo kayak a la vez que tú, le quitan enjundia al asunto), Los grandes barcos que zarpan de Ha Long no pueden acceder a la mayoría de ensenadas y rincones escondidos de la bahía. Esto es tan cierto como que durante nuestra excursión de dos días sólo nos topamos con estos mastodontes en las 2 horas escasas que salimos a aguas abiertas. Sí, precisamente esos sitios que hacen de este lugar algo único e irrepetible, están vedados para los grandes cruceros. Los tours organizados masivos van a los mismos sitios, hacen exactamente las mismas actividades, y el tratamiento al turista en general puede calificarse de rudo, amenazante e incluso agresivo en algunas ocasiones. ¿Todas las compañías, tanto las que parten de Cat Ba como las que parten de Ha Long quieren ganar dinero? Por supuesto, pero hay muchas formas de hacerlo sin tener que dañar su imagen y la de su país, y la experiencia de la gente que ha invertido su tiempo y su dinero en ello.

 

IMG_3350

  • Intenta pasar, al menos, una noche durmiendo en la bahía. Sí, ya sabemos que esto no es accesible a todos los bolsillos, pero quizá deberías plantearte reservar algo de tu presupuesto para un crucero que incluya una noche a bordo. Uno de los momentos más memorables de nuestro viaje a Vietnam fue dormir completamente solos al abrigo de una minúscula bahía natural que se enroscaba alrededor de varios islotes, y amanecer en medio de la nada, rodeados de acantilados verticales, agua color esmeralda y el sonido de algunas aves marinas como único acompañamiento. Es algo que no puedes disfrutar si vas con prisas y no le dedicas el tiempo suficiente que Ha Long Bay se merece.

¡Y esto es todo! Esperamos que estos consejos os ayuden a disfrutar de la experiencia por uno de los iconos del Sudeste Asiático. Es difícil que estas líneas sean leídas por alguna autoridad Vietnamita, pero creemos firmemente que deberían tomar cartas en el asunto. La fama de Ha Long Bay cada vez es peor entre la comunidad viajera internacional, y a pesar de que tienen asegurada la visita de miles de personas al año, la cosa podría torcerse en el futuro. No sería el primer caso de paraíso idílico que acaba denostado y abandonado debido a la codicia  y descuido de los locales, que no son capaces de gestionar su patrimonio, único en el mundo.

Saludos Flamencos!!!!

Miguel & Lu

IMG_3405 IMG_3400 IMG_3341 IMG_3310 IMG_3308

Anuncios

2 Respuestas a “Caminando por Vietnam (IV). La Bahía del Dragon que Desciende

  1. Siento no haber podido felicitaros hasta ahora por el aniversario con el ajetreo y el ir y venir de las vacaciones. Enhorabuena y gracias, es un placer leer este blog. Y con esta entrada ¡qué magníficos momentos nos has hecho recordar!
    Ánimo y que continúe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s