Estamos de aniversario!

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que actualizamos el blog. Demasiado.

Sería muy fácil achacar esta larga ausencia a los numerosos compromisos de toda índole que nos han mantenido ocupados últimamente. Sería muy fácil hacerlo, y aunque algo hay de cierto e imputable, es injusto culpar tan sólo a los elementos.

El que aquí suscribe y aporrea las teclas en este blog ha estado empantanado hasta finales de Junio con un Master en Comunicación Científica impartido conjuntamente por la NUS (National University of Singapore) y la ANU (Australian National University), que si todo va según lo planeado, espera finiquitar en unos meses. Esta vuelta de tuerca en mi incierta relación con la ciencia, unido al trabajo como profesor de español a tiempo completo desde hace ya casi un año ha hecho casi imposible dedicar el tiempo necesario a esto de escribir porque sí, porque apetece.

El estrés es muy mal compañero de batalla en mi caso, y el poco tiempo libre que conseguía arañar de aquí y allá lo dedicaba a dejarme llevar por la gandulería y el deleite de no tener una agenda programada. Buscaba momentos para el descanso, el paseo sin rumbo o la lectura al de azar de novelas, ensayos o artículos. En otras ocasiones simplemente disfrutaba invirtiendo dos horas libres en charlar con amigos o conocidos sobre temas variados, algunas veces ligeros, otras veces profundamente insustanciales, y que, aunque nutritivos, solo eran interesantes en el aquí y el ahora. Duraban lo que duraba la conversación. Como una pompa de jabón, exquisita y delicada en su efímera concepción.

Así que hasta Junio tengo excusa. O al menos algo para acallar mi conciencia, ávida de revanchismo.

¿Y qué ha pasado después? Dos meses más tarde seguimos en el mismo dique seco. Dos meses en los que han habido ideas, tiempo y energía para seguir con el blog. Pero por desgracia para mí escribir es un ejercicio muy lento y metódico, que requiere cierto compromiso de mi parte y unos cuantos gramos de sacrificio que no siempre estoy dispuesto a destilar. Me maravillan esos escritores que afirman no sufrir frente a la tan temida hoja en blanco, que escriben todos los días, puntual y casi automáticamente. Que lo necesitan como el sexo o una droga, que el ansía de narrar los devora con una pulsión que les impide dormir, interrumpir lo que están haciendo para alimentarse o simplemente interaccionar con algo que no sea su teclado o su pluma.

Yo soy bastante más proletario en esto de juntar letras, más de echarme la azada al hombro y remover la tierra durante meses con la esperanza de que germine algo. Cosas de ser de campo. También soy mucho más perezoso, porque no decirlo. La mayoría de actividades que me producen placer en mi vida cotidiana suelen suponerme un enorme esfuerzo. Sobre todo el arrancarlas de mi cabeza y plasmarlas en algún tipo de realidad tangible. Una vez en el ajo, la cosa suele fluir sin problemas. Pero empezar algo nuevo, y no te digo ya si es retomar un proyecto antiguo, es sinónimo de sudor, blasfemias y bastantes derrotas.

Y en esas estamos. Dos meses después de lamentarme por los rincones como una plañidera, de culpar a las circunstancias en lugar de a mi propia incapacidad y miedo, aquí me hallo, intentando llenar el archivo de mi procesador de textos con símbolos y expresiones que intenten decir algo y que tengan algún trazo estético medio decente que no lo haga acabar en la papelera de reciclaje.

La excusa perfecta para empezar ha sido la del aniversario. Las fechas señaladas son un recurso universal que utilizamos los humanos cuando queremos destacar algo de nuestras emociones, experiencias o convenciones sociales a alguien, y nos da mucha pereza hacerlo de forma continuada durante todo el año. Se escoge un día o periodo conmemorativo y a otra cosa mariposa. La Navidad para recordarnos lo mucho que nos queremos unos a otros, San Valentín para recordárselo a nuestra pareja, el día nacional de cada país para recordarnos que somos parte de la maquinaria que engrasa la tradición y el patriotismo de un estado al que nadie nos preguntó nunca si queríamos pertenecer, o la Semana Santa, Ramadán o Vesak, para recordarnos que hay alguien ahí fuera que nos observa y juzga nuestro comportamiento y obligaciones para con la humanidad, aunque el resto del año nos la traiga al pairo y nos pasemos por el forro los diversos preceptos morales que engalanan las religiones del mundo. Para esos están los días señalados joder, para quitarnos el mono de pensar que somos algo más que unos animalitos con conciencia de nosotros mismos y de nuestras acciones.

Vale, pues hace 3 años que empezó este blog. Hace 3 años comenzó también esta aventura que nos llevó al confín del mundo. Y para más INRI, hoy 9 de Agosto hace 51 años que Singapur consiguió su independencia. 3 aniversarios en 1. No se puede pedir más.

La verdad es que si hacemos un cómputo global de todo lo vivido, no hay muchos motivos para quejarse. Nuestra vida marital va viento en popa, proyectos y más proyectos surgen de nuestras cabezas y nuestras conversaciones, vivimos el presente con ilusión y el futuro con el ansía y la maravillosa incertidumbre de no saber que nos deparará. Estamos recorriendo lugares y culturas que jamás hubiéramos imaginado que formarían parte de nuestro patrimonio vital. Nuestra experiencia poco a poco se hace más añeja, se enriquece. Ahora tenemos una conciencia más global de cómo funciona este mundo. De por qué el dialogo y la coexistencia son la clave para hacer avanzar a esta sociedad transnacional del Siglo XXI. Porque no hay dos personas iguales, ni dos pasados idénticos. Pero solo hay un planeta para contenernos a todos, y estamos condenados a entendernos o a perecer en el intento.

Hemos sobrevivido. Y nos hemos hecho más fuertes, pero también más permeables. Y es que la dureza no está reñida con la fragilidad. Eso también lo hemos aprendido. Que no es mejor el que más arriesga, el que más viaja o el que más experimenta, sino el más despierto: el que es capaz de relacionar y reutilizar cada paso que da en su vida. Aunque solo sea para ir de tu casa al parquecito de al lado. Que cualquiera puede viajar sin tener que coleccionar postalitas en Instagram.

Este país nos ha acogido y nos ha dado una segunda oportunidad. Sería innoble de nuestra parte no reconocerlo. Pero seguimos sin sentirnos parte de esta sociedad. Cada vez apreciamos más lo que observamos en nuestro devenir cotidiano por esta ciudad-estado. No hay semana ni momento en que no nos sorprenda algo, un gesto, un detalle de su gente, su cultura. Pero la falta de compatibilidad es innegable. La sensación, creciente, de que no es aquí donde queremos depositar nuestros sueños y esperanzas de futuro. Tampoco es que tengamos muy claro si tenemos un lugar perfecto. Quizá no exista. O quizá no nos dé tiempo a encontrarlo.

Sea como fuere, estamos aquí y ahora. 3 años después nuestra vida sigue, nosotros seguimos evolucionando con ella, y cada día que pasa nos sentimos más afortunados. Solo por eso creo que ya es algo que merece la pena celebrar. No se nos olvida que quizá mañana nuestra suerte cambie o se tuerza, como la de millones de personas en el mundo que ahora mismo, mientras escribo estas líneas, son perseguidos, alejados de sus familias, torturados, o directamente condenados a una vida de miseria y violencia que ni eligieron ni merecen.

¿Y qué pasa con el blog? A lo largo de estos meses muchas personas nos han animado a continuar con nuestras crónicas y aventuras por el Sudeste Asiático. La verdad es que apetece. Por el hecho de escribir y también por el hecho de mantener esta ventanita abierta que tantas alegrías nos ha proporcionado.

Porque se nos olvidaba lo más importante de estos primeros tres años de Flamenquines con Durian. Vosotros. Familiares y amigos que nos siguen y felicitan, desconocidos que agradecen nuestro esfuerzo. Anónimos que dejaron de serlo gracias al blog. Toda esa gente que hemos conocido y que ya forman parte de nuestra más querida maleta emocional.

Así que el blog no ha muerto, que estaba de parranda. Por cuánto tiempo será esta resurrección no podemos decirlo. Pero ganas e intención no faltan. El tiempo dirá.

A modo de regalito de aniversario os dejamos una selección de fotos que creemos representan de manera bastante grafica lo que han sido estos 3 años por estos lares. 36 fotos, una por cada mes. Esperemos que sean de vuestro agrado

Sed Re-bienvenidos. Y Saludos Flamencos!

Miguel y Lu

201307

Julio 2013. Sobrevolando Dubai rumbo a Singapur.

 

201308

Agosto 2013. Fuegos artificiales en la bahía de Singapur en nuestro primer National Day

 

201309

Septiembre 2013. Concierto al aire libre en el Jardín Botánico de Singapur

 

201310

Octubre 2013. Templo de Preah Khan, Angkor, Camboya.

 

201311

Noviembre 2013. Pintura Mural en Georgetown, Penang, Malasia.

 

201312

Diciembre 2013. Haw Par Villa, Singapur.

 

201401

Enero 2014. Acuario de Sentosa, Singapur.

 

201402

Febrero 2014. Tanjung Aan beach, Lombok, Indonesia.

 

201403

Marzo 2014. Macaco cangrejero (Macaca fascicularis). Reserva de Bukit Timah, Singapur.

 

201404

Abril 2014. School of Design and Environment. NUS campus, Singapur.

 

201405

Mayo 2014. Pesca de gambas en Hai Bin, Jurong, Singapur.

 

201406

Junio 2014. Haji Lane, Singapur.

 

201407

Julio 2014. Obra de vivienda pública en Choa Chu Kang, Singapur.

 

201408

Agosto 2014. Nos casamos!

 

201409

Septiembre 2014. Trekking Kalaw – Lago Inle, Myanmar.

 

201410

Octubre 2014. Kusu Island, Singapur.

 

201411

Noviembre 2014. Langakawi Island, Malasia

 

201412

Diciembre 2014. Ensayo de Danza Saman, Kutacane, Sumatra, Indonesia. https://www.youtube.com/watch?v=Bqrxap5tAV8

 

201501

Enero 2015. Halong Bay, Vietnam.

 

201502

Febrero 2015. Centro de Rehabilitación de Orangutanes, Sabah, Borneo, Malasia.

 

201503

Marzo 2015. Punggol LRT, Singapur.

 

201504

Abril 2015. Bahía de Singapur y su skyline.

 

201505

Mayo 2015. Alfarero, Singapur.

 

201506

Junio 2015. Templo Wat Pho, Bangkok, Tailandia.

 

201507

Julio 2015. Templo de Borobudur, Yogyakarta, Indonesia.

 

201508

Agosto 2015. Laksa de Sarawak, Kuching, Sarawak, Borneo Malayo.

 

201509

Septiembre 2015. Tana Toraja, Sulawesi, Indonesia.

 

201510

Octubre 2015. Cementerio de Bukit Brown, Singapur.

 

201511

Noviembre 2015. Boda tradicional malaya, Singapur.

 

201512

Diciembre 2015. Lagarto Crestado (Bronchocela cristatella), Jardines Botánicos de Singapur.

 

201601

Enero 2016. Barbacoa de cumpleaños en Labrador Park, Singapur.

 

201602

Febrero 2016. Mercado en Phonm Penh, Camboya.

 

201603

Marzo 2016. Perhentian Islands, Malasia.

 

201604

Abril 2016. Lee Kong Chian Natural History Museum, Singapur.

 

201605

Mayo 2016. Reserva de Sungei Buloh, Singapur.

 

201606

Junio 2016. Kayak por Pulau Ubin, Singapur.

 

201607

Julio 2016. Marina Bay Sands, Singapur.

Anuncios

16 Respuestas a “Estamos de aniversario!

  1. Soberbio Miguel como todo lo que escribes y sobresaliente las imágenes. Ánimo y fuerza para seguir. Me encantan tus fotoreportajes! Muaka

  2. Ya lo echabamos de menos.Como siempre nos ha encantado.Las fotos espectaculares. Adelante con el siguiente, lo esperamos.

  3. Me alegro mucho que la pereza haya perdido esta batalla! Y tbn de verlos tan felices, impresionantes las fotos y las experiencias. Lo mejor para ustedes, que es lo que se merecen. Muacka

    • Muchísimas gracias Ale!!! a vosotros y vuestros animalicos africanos se os ve estupendos también! Espero que pronto cojamos un ritmo blogero más regular! Besos para ti y para Javier!

  4. Me alegro mucho de que volváis a retomar el blog. Además, mi motivo de alegría es doble porque en su momento se me escapó la foto de agosto de 2014, supongo que me pilló veraneando y me debí de perder esa entrada. Así que nada, ¡enhorabuena! Un abrazo y a seguir aprovechando lo que os da la vida

    • Gracias por tus palabras madi!!! Lo del casamiento fue algo improvisado y a salto de mata, pero si, nos casamos siguiendo el rito Singapurense jejeje, no recuerdo si en algún momento colgamos foto del evento, pero reitero mis agradecimientos! un abrazo a ti también y espero que os vaya a los dos todo muy bien por tierras mañicas. Saludos a toda la familia, gatos incluidos!

  5. Gracias x acercarnos ese cachito de mundo que estando tan lejos, vivimos a través de tus palabras, aunque dentro de poquito comprobaremos d cerquita😃, buena celebración de aniversario, un besazo

  6. Impresionante recuerdo de vuestros tres años en Singapur! Una delicia leerlo y disfrutando a tope de las fotos también! Gracias y fuerza para seguir con este blog que me encanta! Sois lo mejor!!!!!

  7. Encantados con la nueva entrada!!!! maravillosos recuerdos.Y sobretodo esta parte para mi fue una locura.
    Un beso!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s