Tiong Bahru: un barrio con sabor propio

Tiong Bahru es un barrio que se encuentra al sur de la isla de Singapur, cercano al distrito financiero y al barrio colonial de Chinatown. A finales del siglo XIX era una zona muy poco desarrollada, donde la mayoría del terreno estaba formado por cultivos y parte de un gran cementerio chino, una extensión de otro más antiguo localizado donde actualmente se ubica el Hospital General de Singapur.
Debido a una epidemia de cólera que asoló la ciudad, el Hospital General se trasladó a esta zona de la isla, erigiéndose frente a las Sepoy Lines, donde estaban establecidos los Cipayos o soldados Indios Británicos. Al amparo de la implantación del hospital, un incipiente barrio comienza a desarrollarse alrededor. Surgen construcciones como bungalows, shophouses y alguna industria a lo largo de Tiong Bahru Road, en la zona del cruce con Henderson Road y Outram Road. Se estaba desarrollando el génesis de la que sería la villa (Kampong) de Tiong Bahru. El crecimiento incontrolado provocó que el primitivo asentamiento se convirtiese en un foco de enfermedades y epidemias. La insalubridad de las edificaciones y condiciones de vida de sus inquilinos suponían un problema y el gobierno tuvo que forzar desalojos y reubicar a los residentes en Chinatown.
Por fin en los años veinte el gobierno colonial Inglés concede un préstamo al Comisionado Municipal para desarrollar una serie de obras destinadas a paliar los principales problemas de vivienda y salud pública en la zona. El Comisionado Municipal era la rama encargada de los asuntos urbanos locales en Singapur antes de su independencia. El Singapur Improvement Trust (SIT), que en aquel momento era un departamento del Comisionado y se encargaba de realizar alguna obra pública en la isla, inicia el programa de renovación en el barrio. La adquisición y mejoras de las tierras de Tiong Bahru llevó tiempo, debido a tediosas tareas de exhumación, nivelación y relleno de suelos. No fue fácil, ya que algunas partes eran pantanosas y estaban por debajo del nivel del mar. Poco a poco se fueron completando las infraestructuras, incluyendo un saneamiento generalizado que permitiera poder albergar un proyecto de 900 viviendas para alojar a 13500 personas. Entre 1936 y 1941 se construyeron los primeros edificios (para alojar a unas 6000 personas). Eran bloques de tres plantas de altura con comercios en la planta baja. El primero de ellos (nº 55), se erigió entre las actuales Tiong Bahru Road y Tiong Poh Road. Debido al impacto de la Segunda Guerra Mundial, hasta 1954 no se llevó a cabo el segundo gran proyecto de vivienda pública en el barrio; 1250 viviendas en bloques de cuatro plantas al norte de Seng Poh road hasta Boon Tiong Road. Singapur ahora era un país independiente, y de la mano de sus primeros gobernantes autóctonos se trató de equipar al barrio con servicios públicos para sus ciudadanos, dotando de zonas verdes a estos bloques, zonas de juego de niños y áreas peatonales. En definitiva, mejorar la calidad de vida de las personas que vivían en las zonas más saturadas de la ciudad. Este esquema básico de dotación de espacios urbanos es el que hoy en día, y con las consabidas mejoras implementadas a lo largo del tiempo, se sigue desarrollando en todas las promociones de vivienda pública de la isla. En este aspecto Tiong Bahru puede considerarse uno de los espacios pioneros en un estilo urbano que suponen uno de los santo y seña de la actual ciudad de Singapur.

IMG_0050

Segunda promoción de viviendas del SIT (Singapore Improvement Trust, 1954).

El diseño de este barrio está realmente muy conseguido y es algo casi único en estas latitudes. Son bloques alargados de no mucha anchura, donde los núcleos de escaleras se asoman de la fachada amablemente con formas curvas que invitan a subir y que sirven en cada planta únicamente a dos pisos. Esto permite que las viviendas se abran a las dos fachadas, consiguiendo una ventilación muy apreciada en este clima tropical donde se suspira por la brisa fresca; con esta distribución se gana cierta privacidad, de la que no gozan otros diseños donde el pasillo de acceso a las viviendas forzosamente pasa por delante de las estancias de los hogares contiguos.

Núcleo de escaleras de acceso a las viviendas

Los bloques se separan entre sí con una distancia suficientemente amplia, pero no tan grande como para perder el confort, gracias a los espacios intermedios que se generan entre ellos. Es ahí donde aparecen las zonas verdes y caminos peatonales, las zonas de encuentros y cruces, el patio de vecinos que tanto nos gusta a los latinos. Las viviendas de la planta baja se apropian de los espacios que tienen delante, llenándolos de columpios, plantas, mesas o ropa tendida, lo que lo hace más humano, a pesar de no ser patios privados. Da gusto darse un paseo entre los bloques, produce una sensación de calidez reconfortarte, debido tanto a la escala abarcable del proyecto como al ambiente de cercanía y sencillez. A pesar de ser una zona pequeña, bien merece un paseo por ella. Quizá haya quien opine que no es nada demasiado especial, sobre todo si los observadores proceden de Europa. Pero lo poco común también se valora más, y es de recibo decir que Tiong Bahru es algo completamente singular en todo el Sudeste Asiático. Cuantas más veces venimos, más detalles y rincones descubrimos y apreciamos.

Jardín particular creado en las zonas comunes de los bloques.

Los espacios públicos entre bloques, se ocupan con zonas verdes y áreas recreativas.

Las viviendas a pesar de ser pequeñas, de uno o dos dormitorios, fueron extremadamente populares desde el inicio. Se estima que cada apartamento podía albergar a entre 12-15 personas (unas 17000 en total). Se dice que en esa época muchos de estos apartamentos alojaban a amantes de hombres de negocios chinos; tantas que muchos locales se referían al barrio como “El pueblo de las amantes” o “La cueva de las bellezas”. Debido a la cercanía del barrio a un famoso cabaret de la época también solían alojar a las “pipa girls”, denominadas así por un instrumento de cuerda tradicional china, que llegó a ser un término popular para referirse a las prostitutas, pues de jóvenes eran enseñadas a tocar este instrumento en fiestas de clubs y bares de alterne.

Great World Amusement Park, parque de entretenimiento cercano a Tiong Bahru y que incluía el famoso club nocturno Flamingo. Cerrado en 1978. Fuente: http://goodmorningyesterday.blogspot.sg/

Este tipo de arquitectura se ha encuadrado por el gobierno de Singapur como dentro del llamado Estilo Internacional. Hay que decir que este término fue recogido por Henry-Russell Hitchcock y Philip Johnson para una exposición celebrada en el MOMA de Nueva York en 1933, donde aparecían las obras arquitectónicas más recientes de la época. Posteriormente muchas edificaciones que compartieron similares modos de abordar la arquitectura en aquellos años, a pesar de estar localizadas en distintos lugares geográficos o ámbitos culturales,  han sido incluidas dentro del Estilo Internacional.
El Estilo Internacional se define por una serie de rasgos comunes, donde la función del edificio es lo esencial y se evita toda carga de ornamentación. Empiezan a utilizarse materiales como el hormigón, el acero o el cristal, poco comunes en esas fechas en edificios de vivienda pública, lo que permite algunas libertades en el diseño interior.
En los edificios de Tiong Bahru destaca alguna particularidad. Se cuenta que el fundador de Singapur, Sir Stamford Raffles, dio a luz el concepto de “Five footway” o camino de cinco pies en el país, donde la planta baja de los edificios debía retranquearse cinco pies, generando un paseo cubierto a modo de porche a lo largo de todo el edificio. Esto permite resguardarse del calor y de la lluvia, algo realmente útil en climas tropicales húmedos. Este concepto se ha mantenido a lo largo del tiempo y es un referente icónico en todo el país, casi se podría ir andando de una punta a otra de la ciudad caminando debajo de estos paseos cubiertos. Otra particularidad se debe a un informe de un especialista, WJ Simpson, al Comisionado Municipal en 1908. En este informe, debido a la preocupación de la época por la salubridad, se argumentaba que los edificios debían tener calles traseras entre los bloques, que permitieran saneamiento y recogida de basuras, evitando zonas de acumulación de residuos. Este rasgo aparece en Tiong Bahru, así como en una gran mayoría de áreas residenciales de la actual Singapur.

En la planta de cada bloque se observa el “five footway” de Tiong Bahru, o paseo cubierto tan caracterísitico del paisaje urbano de Singapur.

Hoy en día Tiong Bahru, posiblemente debido a su belleza retro y a su singularidad se ha convertido en un barrio de moda. Catalogado como patrimonio a conservar desde el 2003, disfruta de una dorada madurez. A los singapurenses, especialmente las voces difusoras en los medios de comunicación digitales, se les llena la boca diciendo que Tiong Bahru es el barrio hipster o alternativo de esta ciudad. Ciertamente, gracias a los espacios generados por el diseño de los edificios, de menor escala y con más protagonismo para el peatón, fomentan negocios y encuentros no tan potenciados en otros espacios de los barrios céntricos de la ciudad. Han surgido pequeñas librerías, cafés o showrooms de diseñadores locales en los bajos de estos edificios, que ayudan a mantener y potenciar el sentido de vecinadario que nos es más familiar en latitudes más templadas. El área además se adereza con un buen hawker centre y wet market, de los mejores de la zona, un punto clave en el movimiento y dinamismo de Tiong Bahru. No hay que perder la perspectiva sin embargo. Debemos confesar que frente a las referencias que traemos de espacios similares en Londres, Copenhague, Berlin o Paris, Tiong Bahru se queda lejos de considerarse “alternativo” en este sentido urbanístico, comercial y social. Pero la valoración de algo, como siempre, no tiene sentido si la extraemos de su contexto, y a nosotros, como buenos Flamenquines con Durian, nos encanta visitar Tiong Bahru de vez en cuando para disfrutar de su cercanía y su aroma cálido y añejo.

Felices fiestas y entrada de año!

Lu & Miguel

Libreria modernita en Tiong Bahru

Anuncios

Una respuesta a “Tiong Bahru: un barrio con sabor propio

  1. Pingback: ¿Hay vida culinaria en las calles de Singapur? 10 hawker centres que no debes perderte. |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s