¡Flamenquines meet Durian!

Pues si, ya hemos probado el Durian, uno de los santo y seña de este vuestro querido blog.

durian7

A dos dólares oiga! me lo quitan de las manos!

La semana pasada nos invitaron a un evento en la NUS (National University of Singapore), donde Lu va a cursar el Master, el ‘Pasar Malam’. Traducido al malayo viene a ser “Mercado nocturno” y basicamente es un evento nocturno formado por puestos callejeros donde conocimos algo más de la cultura cosmopolita y panasiática de esta carismática ciudad-estado. Había puestos con juegos tradicionales, algunos espectáculos de danza y deporte, bebidas y comidas regionales y un simpático puesto con frutas típicas de la zona donde (redoble de tambor!), venteando la nariz cual sabuesos de Baskerville, encontramos por fin el tan ansiado rey de las frutas singapurianas. Unas chicas muy simpáticas con guantes de plástico en las manos (lo cual debió inducirnos a reflexionar sobre la experiencia extrema que estabamos a punto de experimentar) nos ofrecieron un trozo de pulpa de durian. Quiero dejar bien claro que al menos yo pienso darle otra oportunidad, pero desde luego la primera cata ha salido muy mal parada. En nuestro ranking particular de alimentos vuelcaestómagos, podemos asegurar que ha entrado de lleno dentro del top 10.

¿Guantes para servir una fruta? WTF?

¿Guantes para servir una fruta? WTF?

Es dificil describir el sabor del durian, de hecho por la red uno se encuentra de todo: desde algunos que lo ensalzan como si fuera un manjar de dioses, hasta otros que directamente dejan claro que los singapurianos están como cabras y que hay que tenerlos bien gordos para ser capaz de probar algo así y encima repetir con deleite.

Lo que está claro es aquí lo adoran. Y mucho. Se ha convertido en todo un símbolo, un icono que aparece en todo tipo de manifestaciones culturales de este país, ¡incluso han construido un auditorio en pleno centro con la forma de esta fruta!

El durian en realidad es el fruto no de una sino de varias especies del genero Durio, de la familia de las Malvaceas y cuyos primos más cercanos en la cuenca mediterránea son algunas plantas muy conocidas como las malvas, el hibisco o el algodón. Pequeños jaramagos que aquí se agigantan al abrigo del clima tropical hasta alcanzar proporciones pantagruélicas. Especies de estas latitudes muy conocidas como el cacao, los baobabs o la ceiba pertenecen también a esta diversa y singular familia. Aunque hay alrededor de 30 especies de este género, sólo 9 de éstas dan un fruto “comestible” siendo la más común y la que se comercializa de manera más extensa Durio zibethinus.

Duriones en diversos grados de maduración.

Duriones en diversos grados de maduración.

Para diseccionar bien el durian e intentar transmitir a los que no lo hayais probado las cualidades que hacen de este fruto algo tan, digamos “atrayente”, he creido conveniente centrarme en los 3 aspectos mas destacables de un alimento (Pepe y demás tecnólogos de los alimentos, corregidme si me equivoco): Forma y textura, olor y sabor.

Alla vamos pues! A la rica cata del durian:

Forma y textura_

Lo primero que llama la atención de esta fruta es que posee una cáscara exterior muy dura y pinchuda, bastante semejante al tacto a la parte de arriba de una piña (o un melón con acné volcánico y mucha mala leche). Aunque hay de varios tamaños (es ésto último, además del grado de madurez del fruto y de la variedad lo que determina el precio final), los más grandes pueden alcanzar 30 centrímetros de longitud y 15 de diamétro y pesar hasta 3 kilos. Para ser una fruta que cuelga de un árbol no está nada mál. Cuando uno se mete en las entrañas del durian, descubre una pulpa de aspecto denso y cremoso (algunos podrian definirlo como baboso), que rodea a las semillas, grandes y redondas. Esta pulpa es la parte comestible y el motivo de adicción de los ciudadanos Singapurianos.

Interior de un durian. La parte amarilla es la pulpa comestible

Interior de un durian. La parte amarilla es la pulpa comestible

Pulpa de durian empaquetada lista para su consumo

Pulpa de durian empaquetada lista para su consumo

Olor_

Incluso con el fruto cerrado su particular fragancia puede percibirse a decenas de metros. Es tal su intensidad que sólo podemos encontrarlo en mercados al aire libre o tiendas especializadas. En la mayoría de hoteles está prohibido subir con duriones a la habitación, así como en transportes públicos. Como esta es la ciudad de las multas, también se han sacado de la manga el cartelito alusivo de marras.

Multa por subir duriones al bus (entre otras cosas).

Multa por subir duriones al bus (entre otras cosas).

Es dificil describir su olor porque es una mezcla extrañísima que impresiona y descoloca. En un reciente trabajo de investigación del año 2012 en el que se analizaron los compuestos volatiles que emitía esta fruta descubrieron sustancias que producian aromas frutales, a caramelo o a miel; pero tambien otros como, repollo, cebollas asadas, huevos podridos u orín de mofeta!!! Con esta mezcla tan radical uno puede comprender porque nuestras occidentales pituitarias desentrenadas entran en Def con Dos cada vez que el tufillo del durian nos acecha en una esquina.

Puesto de Fruta en Little India. Donde menos te lo esperas salta el durian!

Puesto de Fruta en Little India. Donde menos te lo esperas salta el durian!

Sabor_

Queso azul, almendras y crema con vainilla, crème brûlée, frambuesas, jerez seco, cebolla caramelizada…la lista de calificativos es tan extensa como las opiniones de cada persona que lo prueba. Algunos personajes históricos que pasearon por estos lares llegaron a ser auntenticos “yonkis del durian”. Uno de los más famosos fue el celébre naturalista y co-autor junto con Darwin de la Teoría de la Evolución por Selección Natural, Alfred R. Wallace. En uno de sus diarios de viaje nos deja esta minuciosa descripción del sabor del durián:

The five cells are silky-white within, and are filled with a mass of firm, cream-coloured pulp, containing about three seeds each. This pulp is the edible part, and its consistence and flavour are indescribable. A rich custard highly flavoured with almonds gives the best general idea of it, but there are occasional wafts of flavour that call to mind cream-cheese, onion-sauce, sherry-wine, and other incongruous dishes. Then there is a rich glutinous smoothness in the pulp which nothing else possesses, but which adds to its delicacy. It is neither acid nor sweet nor juicy; yet it wants neither of these qualities, for it is in itself perfect. It produces no nausea or other bad effect, and the more you eat of it the less you feel inclined to stop. In fact, to eat Durians is a new sensation worth a voyage to the East to experience. … as producing a food of the most exquisite flavour it is unsurpassed

Wallace estuvo viajando por tierras malayas e indonesias durante ocho años. Así que tendremos que darle algo de credibilidad a su incondicional fanatismo, ¿No creeis?

En fin, que como en cualquier tema polémico en el que la pasión irracional de los sentidos no nos permite una posición intermedia, el durian no deja indiferente a nadie. Rey de las frutas o Rey del hedor, o lo amas o lo odias. Yo espero que al igual que a uno le pasa la primera vez que prueba la cerveza o el picante, su sabor e idiosincrasía particulares nos conquisten paso a paso.

Tienda especializada en venta y consumo de duriones

Tienda especializada en venta y consumo de duriones

Flamenquines con durian, ahora más que nunca!

Besos y hasta la próxima!

Miguel A.

Anuncios

6 Respuestas a “¡Flamenquines meet Durian!

  1. Deberías compartir las fotos de vuestras caras comiendo un durian, tienen que ser un poema.
    Un besazo fuerte desde los madriles.

  2. También he escuchado que tienen un sabor persistente, como las pilas duracell, que durian y durian y durian…(lo siento, me ha poseido el espíritu del Capi)

  3. A mí después de todo, todavía no sé si está rico o no el durian ese, ahora, eso sí ya entiendo el título del blog!! Eso sí, ya podríais haber utilizado un plato más compartido entre sevilla y córdoba, como el salmorejo http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1566849/ayuntamiento/retira/salmorejo/certamen/sobre/platos/tipicos.html , jeje! Sin ofender, eh! Que el salmorejo es ya international!!!
    Chicos, se os extraña y se os sigue con interés!!

    • Nosotros tampoco lo sabemos kiko!!! parece que está muy rico, pero nuestra experiencia no fue del todo satisfactoria jajaja, total que habrá que darle alguna oportunidad más! Lo de flamenquines, fue por el juego flamenquines-flamenco y oye que en sevilla tb hay flamenquines mu ricos! un abrazo hermano, aqui tb se te echa de menos!

  4. Pingback: 50 símbolos de Singapur. Parte II |·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s